Richard Thaler: Nobel de Economía

Richard Thaler: Nobel de Economía

Por: Juan Diego Zamudio, Analista de BEST

Parecería extraño pero los cambios se dan primero por las personas que dirigen las instituciones, por personas que se encuentran en el entorno y forman el ecosistema de trabajo; existen patrones de comportamiento en ellos, específicamente en función a tomar decisiones racionales y menos irracionales.

En BEST, trabajamos en esta área hace poco, y ahora recibimos la grata sorpresa que el profesor Richard Thaler [1] ganó el premio Nobel de Economía por sus contribuciones referentes a la Economía Conductual. Este campo ha tenido tal relevancia que organizaciones internacionales ya dedican publicaciones a ella; ejemplo de ello es el Banco Mundial, el cual le dedicó un reporte a este campo, demostrando así la importancia de su desarrollo [2].

Las personas actúan no siempre en función de lo que es más beneficioso para ellos mismos; sino, muchas veces en su contra, pero no pueden verlo porque existe un paradigma, un esquema mental, una falta de impulsos que generan cambios en su comportamiento. En la toma de decisiones actúan frente a muchas opciones, lo cual, es muy costoso cognitivamente al evaluar cada una de las opciones.

Existe muchísima información no procesada aún en Internet, en las redes y sistemas, es decir, existe información solo en físico,  lo que podría generar en ocasiones una crisis en el crecimiento de una organización. También existe información digital que no llega a tiempo porque es provista por medios que son muy caros y lentos. Además, la tecnología cada vez más permite observar las diferencias y desigualdades en la realidad, siendo estas analizadas de manera global, como de manera muy precisa. Estos cambios sí pueden notarse en la política, que es clave para entender el análisis económico. Estos cambios o tendencias, mediante el análisis del comportamiento por gran información, pueden adelantar la toma de decisiones; observando detalladamente cuales serían los cambios y brechas que puedan realizarse. Para muestra de lo anterior, el “Brexit” o el “No” de Colombia, en el caso de la amnistía con las FARC.

Según la UNESCO el gasto en investigación y desarrollo cual en promedio el mundo invierte 2.2% del PBI y el Perú invierte solo el 0.12% del PBI. Para este porcentaje crezca e impulse a los esfuerzos de las personas que trabajan en el sector, existe mucho trabajo por hacer. Por ejemplo, muchos miedos, paradigmas, costumbres que deberían orientarse a generar valor.

Existen también recursos que no son usados y explotados como debería serlo, estos son las bases de datos en las instituciones públicas; según la estadística de uso de los mismos, no se emplean porque no ven el beneficio. Tampoco existe una participación masiva en los talleres de capacitación.

La economía conductual es de aplicación transversal en la toma de decisiones, que puede ser de alta efectividad en los principales problemas del Perú.

[1] The Prize in Economic Sciences 2017, PRESS RELEASE, 9 October 2017

[2] World Development Report 2015: Mind, Society, and Behavior

Leave a Reply

Your email address will not be published.