La donación órganos, avanza a pasos diferentes

La donación órganos, avanza a pasos diferentes

Artículo de Opinión elaborado por Alexander Serrato, analista de BEST

Existen dos opciones regulatorias respecto al régimen de donación de órganos, contar con normas de consentimiento explícito o consentimiento implícito. Las investigaciones realizadas por Sheldon Kurtz y Michael Saks, demostraron los efectos adversos de contar con una norma de consentimiento explícito. En sus investigaciones evidenciaron que los residentes de Iowa estaban a favor de la donación de órganos; sin embargo, debido a que se contaba con un régimen explícito (considerar a todos como no donantes salvo expresen lo contrario), se mostraron reacios a la donación por el largo proceso que ello implicaba, y el temor de creer perder algo suyo sin beneficio alguno.

Por su parte, las normas de consentimiento implícito, considera a todos los ciudadanos como donantes, salvo expresen lo contrario. Esta manifestación explícita, tiene como fin garantizar la libertad de decisión de las personas, y mantener la posibilidad de manifestar no ser donantes sin ningún impedimento, generando confianza respecto a la Ley.

Eric Johnson y Dan Goldstein (2003), investigaron el efecto del tipo de consentimiento (explícito, implícito) en la donación de órganos. Mediante el uso de una encuesta online, se plantearon tres situaciones: (i) consentimiento explícito, (ii) consentimiento implícito, y (iii) situación neutral, en la cual simplemente tenían que elegir entre ser donante o no. Los resultados fueron los esperados, el consentimiento implícito obtuvo el mayor porcentaje, similar que en la situación neutral, 79% de personas optaron por ser donantes; mientras que, en el consentimiento explícito, el 42% decidieron ser donantes.

Dichos resultados de la investigación, generaron el interés de gobiernos para implementar normas de consentimiento implícito. No obstante, para la aplicación de esta opción regulatoria resulta necesario analizar características individuales de la población, a fin de determinar qué factores contribuirían a su eficacia. Por ejemplo, la sensibilización antes de aplicar la norma, la facilidad del procedimiento para cambiar de estatus si la persona decidiera no ser donante, y contar con la infraestructura que permita un trasplante de órganos con rapidez.

Cabe precisar que es complicado comparar resultados entre los países que aplican el consentimiento explícito e implícito, toda vez que cada uno cuenta con particularidades que pueden interferir o no en la decisión final de los donantes. Es por ello que, es necesario analizar y determinar cuál es la mejor opción regulatoria respecto a la donación de órganos y qué estrategias serían las más adecuadas para su implementación.

Por otro lado, Richard Thaler (2009) propuso el sistema de elección requerida o elección obligatoria. Su propuesta supone permitir que la decisión de ser donante sea fácil de realizar sin muchos procedimientos, y que incluso pueda realizarse por internet; asimismo, obligar a las personas a decidir respecto a ser donante o no, a fin de evitar las evasiones a esta toma de decisión, independientemente de contar con normas de decisión explicita o implícita; y, garantizar que la decisión de ser donante, o no, sea respetada.

Respecto a los avances de implementar los estudios expuestos en el régimen de donación de órganos, es preciso indicar que muchos países han venido aplicando consentimiento implícito en la donación de órganos. Es así, que el 30 de mayo del 2018, el Congreso de Argentina aprobó la “Ley Justina”, con el objeto de simplificar la donación de órganos. Esta Ley es conocida por la conmovedora historia de la pequeña Justina Lo Cane, quien falleció esperando un donante. Desde su promulgación, todo ciudadano mayor de edad será donante, salvo que la persona haya dejado constancia de su oposición antes de su muerte.

Del mismo modo, el 13 de febrero el Senado holandés aprobó la Ley de donación de órganos. Tras su promulgación, todo ciudadano holandés mayor a 18 años es considerado como donante de forma automática; salvo exprese lo contrario por escrito. Para aquellos supuestos en los cuales se evidencia incertidumbre, los familiares son quienes deciden sobre la donación de órganos.

Así también, desde enero de este año, Francia aplica una legislación similar a la holandesa. Estos países se suman así a la lista de países como Bélgica, Portugal, Noruega, Croacia, Austria y República Checa que aplican el consentimiento implícito y que se sitúan entre los líderes mundiales de pacientes trasplantados.

Mientras que en el Perú, sobre este tema se escuchan más las cifras alarmantes que alguna política o acción. Aún prima la falta de interés en impulsar, motivar y analizar la situación específica respecto a la donación de órganos. El problema existe, no seamos ajenos a este. La economía conductual nos brinda herramientas que nos permitiría adecuar eficazmente nuestro régimen de donación de órganos a fin de que nuestra situación cambie.

 

Referencias

Ferrer, I. (13 de febrero de 2018). Holanda convierte a todos sus ciudadanos en donantes de órganos. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2018/02/13/actualidad/1518540850_988332.html

Johnson, E. & Goldstein, D. (2003). ¿Do Defaults Save Lives? Science, Vol. 302, pp. 1338-1339, 2003. Recuperado de: https://ssrn.com/abstract=1324774

Quién fue Justina Lo Cane, la niña argentina que inspiró ley de donación de órganos. (4 de Julio de 2018). El Comercio Recuperado de: https://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/argentina-justina-cane-nina-inspiro-ley-donacion-organos-noticia-533184

Rachidi, I. y Portalatín, B. (15 de febrero de 2018). Holanda se rebela contra la donación órganos por ley). Recuperado de: http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2018/02/15/5a846509268e3ea9448b461f.html

Thaler, R. (2009). Un pequeño empujón. Editorial Taurus: México

Un mensaje esperanzador crece la donación de órganos en la Argentina. (30 de mayo de 2018). Recuperado de: https://www.clarin.com/sociedad/crece-donacion-organos-argentina_0_SkBtFDhy7.html

El presente artículo de opinión, elaborado por el autor, tiene carácter divulgativo con datos de elaboración propia y/o procedentes o basadas en fuentes que consideramos fiables, sin que hayan sido objeto de verificación independiente de Behavioral Economics and Data Science Team (BEST), por tanto, no ofrece garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección, advirtiendo que dichos puntos de vista corresponden al autor y no necesariamente la posición de BEST.

Leave a Reply

Your email address will not be published.